Radio Universidad de Río Cuarto

Con su cámara de fotos alerta sobre el grave impacto del ser humano en la naturaleza y en su propio bienestar

Una ventana ilustrativa de la vida misma. Centrada en reflejar y difundir parte de la riqueza nativa, Cecilia Mena capta imágenes para que la gente vea el medioambiente desde una perspectiva que contemple su protección

Pone el ojo y viene la foto. Sus trabajos se están conociendo en el mundo. Es una artista visual anclada en el ambiente. Su labor como fotógrafa de la naturaleza la acaba de llevar a 20 mil kilómetros de Río Cuarto. Entre el 2 y el 6 de mayo participó del 15º Congreso Forestal Mundial en Seúl Corea del Sur-, cuyo lema fue: «Construir un futuro verde, saludable y resiliente con los bosques»; centrado en la relación entre la salud humana y la de los montes, y las inversiones para frenar la degradación del medio ambiente.
La fotógrafa y realizadora audiovisual Cecilia Mena estudió Ciencias de la Comunicación de la UNRC y está radicada en el mundo; recorrió varios lugares y trabaja a distancia desde su computadora para interesados de zonas remotas. Carga una cámara y una mochila con lentes, y sus productos se convierten en una verdadera conexión con el medio natural.
Lugares, paisajes y colores cobran relevancia en cada toma. Las fotografías que componen su trabajo permiten tomar conciencia del grave impacto del ser humano en la naturaleza y en su propio bienestar.

Hace una década que se viene desempeñando como creadora de contenido.
Y, desde 2018, apunta a temáticas relacionadas con la naturaleza y el medio ambiente. Ese año viajó a Perú y fue parte de un proyecto de permacultura y bioconstrucción; fue su primer acercamiento a una experiencia laboral vinculada con la temática.
También participó del grupo de comunicación de la organización del Congreso Mundial Forestal. En su caso, la imagen es usada como un medio para explorar la relación entre el ser humano y el territorio. Un trabajo de esta comunicadora comprometida con la sostenibilidad ambiental y la social que sorprende y reclama por el necesario resguardo del planeta.

Trabajó con empresas de aventura de montaña, en registros de naturaleza y en proyectos de restauración ecológica. Y, actualmente, forma parte del equipo de comunicación de la Reserva Natural Monte Alegre y de la Red de Comunicadores Forestales y Ambientales de América Latina y el Caribe.
Con el envión que le dio esta experiencia en Seúl, Mena no duda que seguirá tomando la cámara, para registrar eso que difícilmente se pueda de otra manera tener a golpe de vista.
Ella cree que la fotografía puede influir en las personas para ver la naturaleza desde una perspectiva que contemple su protección.
Luego de aplicar y compartir su experiencia en registros de naturaleza y proyectos de restauración de bosques en el Social and Digital Media Lab, fue seleccionada para ir al Congreso de Corea.
Sobre esta reciente experiencia, Cecilia Mena comentó: Desde hace unos años, trabajo con el contenido audiovisual de la Reserva Natural Monte Alegre, un proyecto de restauración ecológica de Córdoba.

La licenciada Analí Bustos, que lleva adelante esta tarea, junto a la familia propietaria, se presentó a una convocatoria para participar de la XV edición del Congreso Forestal Mundial.
Ese fue un concurso de videos de jóvenes generadores de cambios; por lo cual viajamos a la Reserva, grabamos y presentamos el material en diciembre.
Ella ganó su lugar y participación como bióloga. Luego abren una convocatoria para realizadores y comunicadores vinculados con la temática. Quedé preseleccionada y participamos por dos días vía zoom del Social and Digital Media Lab con gente de todo el mundo.
Una vez finalizado eso, me anunciaron que había sido seleccionada para viajar al Congreso.
¿Qué se pudo traer de esta participación como comunicadora?
– Principalmente, muchas ganas de seguir profundizando mi trabajo desde un rol de difusión en este tipo de proyectos.
Conocí gente de todo el mundo que hace trabajos sumamente importantes con bosques, comunidades, sustentabilidad y mucho más. Varios de ellos con una difusión acorde a la magnitud del proyecto; otros no y ahí dimensioné la necesidad y la importancia de formar equipos para, además de trabajar a fondo con la problemática, difundir el mensaje y seguir transmitiendo la importancia de vincularse con lo que le pasa al planeta.
¿Se pudo llegar con el mensaje sobre lo que está sucediendo con los bosques?
-En mi grupo de trabajo éramos alrededor de veinte personas de distintos lugares del mundo, todos centrados en transmitir el mensaje en nuestro idioma y a nuestras comunidades. Se realizaban traducciones en el momento, se generaba contenido inmediatamente y se intentaba subir a todas las plataformas. No hay un solo mensaje claro, hay múltiples aristas para trabajar, desarrollar y seguir profundizando.
Y el trabajo sigue.
¿Con qué herramientas? ¿Fotografía, video, entrevistas?
– Yo estaba a cargo de fotografía y video. En el equipo había gente que realizaba sistematización de los paneles y conferencias y se armaban las notas; yo con otras dos personas éramos responsables de hacer fotografías, realizar entrevistas a profesionales y a editar ese material para subir a las plataformas.
¿Usted hizo el video sobre la restauración del bosque de la Reserva Privada Natural Monte Alegre, de Las Acequias? ¿Por qué cree que fue elegido?
-El proyecto es pionero. Fue elegido por eso, por ser un caso muy especial en la provincia de Córdoba, y por las especificaciones técnicas también. Tuvimos la oportunidad de conocer a uno de los jueces del concurso.
Para viajar a Corea contó con el apoyo de Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ¿Es necesario este tipo de financiamiento?
– La FAO se hizo cargo de mi viaje y me sponsoreó para que pudiera asistir.
Ellos estuvieron a cargo de muchas personas que eran una pieza importante para la comunicación de todo lo que sucediera en el Congreso.
Se suma en su carrera un trabajo con el Instituto Jane Goodall.
¿En qué consistió?
– En 2021 me llamaron del Programa Roots & Shoots del Instituto Jane Goodall Argentina, a través del Proyecto Siempre Nativas. Conocían mi trabajo en este tipo de proyectos y necesitaban una serie de productos audiovisuales para jornadas específicas. Una fue una Jornada de Reforestación con nativas, en la localidad de Arroyo Cabral en donde se sumó parte de la población a participar y plantar especies nativas, pero además venían trabajando en formaciones para capacitarlos.
¿Esto que hace es una contribución a la ciencia? ¿Cuánto puede aportar documentando con su cámara la naturaleza?
– Sin duda.
Hay diferentes maneras de registrar la naturaleza y un montón de objetivos detrás de eso. También ahí estará la clave de lo que se puede aportar desde la comunicación.
La divulgación es un paso importantísimo cuando hay que mostrar procesos, resultados y también para proyectos más chicos que están surgiendo y es fundamental darse a conocer al resto del mundo para conseguir aval, apoyo y financiamiento. A veces eso es a nivel local y otras veces hay entidades mundiales con programas destinados a brindar fondos.

Redacción y producción: Deolinda Abate Daga
DIRECCIÓN DE PRENSA Y DIFUSIÓN
UNIVERSIDAD NACIONAL DE RÍO CUARTO
prensa@rec.unrc.edu.ar

Lo último

Lo más visto

Puede interesarte

Horario corrido: Juntos por Río Cuarto propone una consulta popular

Desde el bloque opositor piden realizar una consulta popular...

La Nación suspendió el inicio de actividades en la Universidad Nacional de Río Tercero

Junto a otras cuatro, la casa de estudios había...

Inquilinos del país están en crisis por derogación de la Ley de alquileres

Beatriz Jiménez, referente de Inquilinos Agrupados Córdoba, dijo que...

Continúa la formación en internacionalización de la Educación Superior

Se realizó el segundo encuentro del taller dirigido por...